aumento de mamas
cirujanos plásticos málaga
Mamoplastia de aumento
Es una intervención quirúrgica que, mediante una implantación de prótesis, corrige el volumen mamario de la paciente, evitando así la baja autoestima que provoca que no encuentre "ropa interior adecuada" o que los vestidos "no le caigan bien". Tener las mamas pequeñas provoca en muchas pacientes un gran complejo, que les impide ir a la playa o incluso una relación social normal. En otros casos no sólo las tienen pequeñas, sino que son muy distintas entre ellas, con una asimetría marcada, que les provocan dichos problemas. Finalmente, hay otras mujeres que después de los embarazos y el periodo de lactancia tienen una gran pérdida de tamaño de sus mamas, con las "mamas vacías". En todos estos casos, la intervención les puede solucionar el problema y abrir horizontes para su realización personal.

Tipos de Prótesis o implantes mamarios

Existen actualmente varios tipos legalizados de prótesis de mama. Todas las prótesis están formadas por una bolsa hecha de silicona y su contenido puede ser de gel de silicona, de suero fisiológico o de gel de silicona cohesivo. En cuanto a la forma existen dos tipos. Las clásicas tienen forma redonda, las anatómicas tienen forma similar al pecho y proporcionan resultados optimos.

¿Cómo se realiza un aumento mamario?

El procedimiento suele realizarse bajo anestesia general, y en ocasiones no necesita ingreso hospitalario, que suele reducirse a una noche. El método para introducir la prótesis dependerá de su anatomía y de las recomendaciones de su cirujano. Las incisiones suelen realizarse en el pliegue que existe bajo el pecho, la mitad inferior de la areola o en la axila. El cirujano creará un bolsillo, bien detrás de la glándula mamaria o bien detrás del músculo pectoral, donde introducirá la prótesis. Después de la operación puede colocarse un vendaje y/o un sujetador especial para este tipo de intervenciones.

El Postoperatorio

Podrá sentirse fatigada y dolorida durante unos días. Estas molestias suelen responder a los analgésicos habituales. Si estas molestias no son severas podrá realizar una vida casi normal en unas cuarenta y ocho horas. Es normal que los pechos puedan estar algo amoratados e hinchados después de la operación. La inflamación desaparece habitualmente en tres a cinco semanas. Los puntos que cierran las heridas se retirarán a partir de los diez días aproximadamente. Probablemente notará que los pechos están sensibles al tacto durante unas dos a tres semanas, y es durante este tiempo cuando deberá evitar el contacto físico directo. Posteriormente, o cuando esa sensibilidad haya desaparecido, Ud. podrá tener un contacto físico habitual. Aunque las cicatrices puedan estar enrojecidas durante unos meses finalmente se suavizan y toman un tono más normal. En raras ocasiones estas cicatrices pueden ser de carácter hipertrófico o queloideo, en cuyo caso necesitarán tratamiento médico(pomadas,tiritas) y /o quirúrgico. Si está en edad de realizarse controles mamográficos rutinarios, estos podrán ser continuados después de la operación. No se olvide de advertir al técnico que realice esta prueba sobre la presencia y localización de las prótesis.

Riesgos

La cirugía del aumento de pecho está considerada como un procedimiento seguro pero no exento de los riesgos inherentes a cualquier operación y de complicaciones propias de este procedimiento. Dentro de las complicaciones asociadas a esta operación, quizá la más frecuente sea lo que denominamos contractura capsular. Esto ocurre en un porcentaje muy bajo de pacientes (menor del 5%)y consiste en la contracción de la fibrosis que se forma alrededor de la prótesis. Si esta contracción es lo suficientemente intensa puede llegar a producir la deformación del pecho. La contractura es generalmente leve y muchas veces no requiere tratamiento, pero cuando es intensa puede obligar a la retirada de la prótesis.
Como en cualquier cirugía, en un aumento de pecho pueden aparecer problemas derivados de un sangrado excesivo o de la infección de la prótesis. Aunque no se deben considerar como complicaciones, algunas mujeres pueden notar alteraciones en la sensibilidad de los pezones o en otras zonas de los pechos. Estos síntomas suelen desaparecer en poco tiempo y muy raras veces son permanentes. No existe evidencia que indique que la presencia de una prótesis de mama afecte a la fertilidad, a la lactancia o a las gestaciones. Tenga en cuenta que si tiene un embarazo después de tener prótesis de mamas, sus pechos pueden sufrir cambios de tamaño y silueta.
De forma ocasional, y generalmente por derivación de accidentes, las prótesis de pecho pueden romperse o rasgarse. Si esto ocurriese será necesaria una segunda intervención para retirarlas o sustituirlas. No debe asustarse por todo lo indicado ya que se trata de situaciones muy poco frecuentes. Sí es necesario que Ud. conozca y entienda la naturaleza de esta operación.

Estos textos le ofrecen los principios básicos de esta operación, cómo se realiza y qué resultados puede obtener. No contestará a todas sus dudas porque en gran parte dependen de sus circunstancias particulares. Por favor no dude en consultar a su cirujano.